domingo, 15 de enero de 2012

Dr. House y una ex-gorda con bypass

Ayer vi el capitulo 10 de la 5ta temporada... Me ha gustado mucho. Trata sobre una chica que es famosa por vender DVDS en los que explota la idea de que con ejercicio y una alimentación sana se puede adelgazar y lucir como ella.

El problema es que se enferma y llega al hospital Princeton para ser analizada por Dr. House y su equipo. La muy hipócrita se había hecho el bypass gástrico y lo mantenía en secreto. En resumen: Ella se hacía millonaria diciendole a la gente obesa que con ejercicio y buena alimentación podían ser como ella, pero ella misma optó por la vía rápida, fácil y más cómoda: operarse el estómago!

Lo peor es que cuando la diagnostican, resultaq ue tiene coproporfiria hereditaria, y que el tratamiento es comer muchos carbohidratos y glucosa, pero tendrían que revertir su bypass y dejar de ser tan saludable. Ella rechazó el tratamiento y prefirió un tratamiento que controlará los síntimas pero no la sanarán. Una vez más, escogió ser BONITA a estar saludable.

¿Qué haríais vosotras?

sábado, 14 de enero de 2012

Mi peso del dia, balance de estos 6 dias y consigna de motivación...

Hola!
Hoy peso 75 kilos. Uf uf! Super bien :)
Ya hoy es mi 6to día de ataque y mañana comienzo a incorporar verduras a mi dieta, interdiariamente, un dia solo PP y otro PV.
Estos días he estado muy motivada, sobretodo porque hay una compañera de trabajo que está dejandod e fumar desde el día 9, día en que comencé la dieta, y nos damos animo mutuamente.. ella me dice que si lo lograré porque me ve muy motivada, y a mi me motiva que ella tenga esa percepción de mi!!!
Han habido ocasiones difíciles, pues he tenido que comer en la empresa, con mis compañeros, y ha sido complicado pero he salido airosa!!!
No he tenido tantos ataques de hambre.
Si he tenido sueños de que como patatas fritas por error y luego digo: ¡hey! si estoy a dieta! menos mal que son solo sueños locos!

Bueno, un abrazo a todas las guerreras que luchan contra sus kilos de más y están decididas a tener mejoras en su salud y su presencia.

muaaaaa

Consigna del dia del Dr. Pierre Dukan: "La salud es la primera de las libertades; cuando disminuye nos damos cuenta de su importancia esencial. Esta preocupación es un excelente motor auxiliar para motivarte a actuar. En las mujeres, los problemas de articulaciones son el primer riesgo relacionado con el sobrepeso".

jueves, 12 de enero de 2012

Consignas del día: Placer de comer.

¡Sigues las consignas con gusto y estás adelgazando como si estuvieras en una nube! Esto demuestra claramente que lo que estás haciendo es lo adecuado y que lo haces bien.
Para seguir una dieta, hay que aceptar reducir el placer de comer. En la mente de quien la emprende, hay el verdugo que decide y la víctima que se somete. En este tipo de relación, siempre es la víctima la que se lleva la mejor parte. La solución consiste en dejarnos decidir en tu lugar. Es más fácil aplicar una decisión que tomarla.
En la lucha para adelgazar, no hay que reparar en medios. La motivación es una energía interna que se alimenta con un cierto número de razones lógicas y con muchas más que tal vez no sean irracionales, pero que como mínimo pertenecen a otro tipo de lógica. Fijémonos en la mirada de los demás, por ejemplo. Cuando dos personas se miran, una especie de exploración rapidísima de la otra persona indica si es hombre o mujer, joven o mayor, atractiva o no... Piensa en la cantidad de procesos mentales y el trabajo en red silencioso, pero eficaz, realizado por las neuronas. Esta mirada al otro también examina el volumen y el peso aparente. Ahora bien, por sorprendente que te parezca, esta valoración no sólo es secundaria, sino que ocupa un tercer o cuarto lugar. Prueba la siguiente experiencia, que hago regularmente: entra en un lugar público o en una fiesta e intenta saber quién tiene sobrepeso, quién está gordo. Puede que encuentres a dos o tres personas que se merezcan este calificativo. A las demás no las verás, en principio porque están vestidas y sobre todo porque te interesan por otros motivos más importantes. Ahora bien, si preguntas a todos los presentes, serán diez veces más los que te digan que ELLOS sí se ven demasiado gruesos, pesados, gordos, que te confesarán que hacen a menudo dietas y que, cuando les has mirado, han tenido la sensación de que eran sus formas y grasas lo que estabas evaluando. ¿De qué lado de estas miradas te sitúas? Pregúntatelo.

miércoles, 11 de enero de 2012

martes, 10 de enero de 2012

Consignas: Motivación

Si te decepcionas porque tu peso se estanca: Alerta: Las antiguas costumbres te pueden estar tentando. Sería una lástima, ya que te estás acercando al puerto, donde conocerás un goce incomparable: serás dueña de ti misma, y todos sabemos valorar lo que eso significa.

Estar en forma, sentirte bien con tu cuerpo: éstas son las expresiones que utilizas para expresar la sensación de comodidad y libertad que te proporciona el bienestar. ¿Sabes que esta pequeña felicidad no resiste al sobrepeso? Aquí tienes una motivación destacada.

Consignas: Motivación

Mientras mantegamos una actitud positiva, y dejemos de fijarnos en lo que los demas piensan de nosotros, nuestras metas estaran más cerca de lo que nos imaginamos. Cada día empiezalo con este simple secret: sonríe y agradece a Dios por tu salud, por tu fuerza de volutad y porque tú puedes alcanzar todo lo que te propongas :)

(Extraido de "Adelgaza 20")

Efectivamente, es necesario que hagamos oídos sordos a gente que intenta desmotivarnos, falsos amigos que con su "sólo por hoy no pasa nada" te perjudican y alejan de tus metas. Debemos enfocarnos en nuestro objetivo y conseguirlo. No hay más!

Ictioterapia: sus riesgos

El otro día pasé por un Centro Comercial, y vi un local donde utilizaban estos pequeños pecesillos para que eliminen las células muertas de nuestros pies... Y me sonaba haber leido, en algún lado, que no es tan seguro para nuestra salud. Efectivamente, busqué y al parecer, y según una agencia de Reino Unido, "algunos virus y bacterias pueden contagiarse fácilmente a los peces y, de ahí, pasar a otras personas. Aquellos con sistemas inmunológicos más débiles, como pueden ser diabéticos o enfermos de psoriasis, son especialmente sensibles a estos efectos y la organización recomienda que prescindan de este tratamiento. De la misma forma, las enfermedades que se transmiten por la sangre como la hepatitis C o el virus del VIH podrían llegar a contagiarse de existir alguna pequeña herida o corte. La organización reconoce que se trata de un riesgo bajo que puede reducirse si se extreman las medidas higiénicas pero que, aunque sea mínimo, el peligro existe"*.

Por si acaso, mejor sigo acudiendo al Podólogo para consentir mis pies...!


¿Alguna de vosotras lo ha probado?


* http://www.elmundo.es/yodona/2011/10/18/belleza/1318943072.html

Consignas del día: Sociedad

¿Sabías que el ser humano es, por naturaleza, un animal social? Fuera del grupo o de la sociedad, toda cría humana se convierte en un niño salvaje cuyo cerebro no puede asumir su misión principal: relacionarse con otros seres humanos.

Dentro del grupo, nuestro cuerpo es la imagen que mostramos a los demás, y en esta base nos evalúan y juzgan de inmediato.


Por eso hay tantas personas con sobrepeso que ya no quieren un cuerpo y una imagen que les sitúa fuera de la norma, esta norma que nos proporcionan la moda, los arquetipos y los iconos.

Formas parte de esas mujeres, y eso representa un sesgo de motivación muy potente. Aprovéchalo, procura que cambie la mirada de los demás mientras vas adelgazando. ¡Despierta su curiosidad!
 


Extraido de: Pierre Dukan.

Consignas del día: OMS

Las estadísticas demuestran claramente que el sobrepeso favorece la aparición de algunos cánceres, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considera una de las principales amenazas para la humanidad. En Estados Unidos, eso ya es una realidad. No se trata de asustarte, sino de motivarte.

Extraido de: Pierre Dukan.

lunes, 9 de enero de 2012

Mi comida de hoy.

¡Hola! Pues hoy he comido:

Desayuno: Leche con té negro.

Almuerzo: salmón ahumado y palitos de surimi.

Merienda: Leche con té negro.

Cena: 1 yogur desnatado 0% edulcorado+salvado.
2 lonchas de jamón de pavo. 
2 huevos hervidos.



Frases de Motivación: El buen camino.

Ayer hiciste un recorrido perfecto. ¡SIGUE ASÍ! Intenta no alterar ese equilibrio frágil. Anda de puntillas para no despertar las fieras que te rodean, ya que sabes como yo que son malas consejeras. La experiencia demuestra que es más fácil salir del buen camino que volver a él. Por lo tanto, si alguien te dice "por una vez, no pasa nada", dile que sí con los ojos, y NO con las manos y la boca. Lo conseguiremos, puede estar segura.
En consecuencia: ¡queda prohibido apartarse del camino que he escogido!
Estás atravesando una zona peligrosa. Observamos que tu motivación es tan débil que corre el peligro de esfumarse sin más. Hay que impedirlo a toda costa, para que resurja con fuerza. Para ello, tienes que retomar el contacto con el éxito. Completa como mínimo un día de gloria: evita cualquier desvío.
Frente al grado "molesto" de frustración que señalas en tu informe, hay que tomar algunas medidas alimenticias: mejora lo de cada día dándote unos gustos que te puedes permitir sin complicarte la vida.
A partir de ahora, estás trabajando a largo plazo; cuando sientas cansancio, piensa en los deportistas de alto nivel, los bailarines, los astronautas: para tener éxito, todos pasan por ese terrible esfuerzo de resistencia. Pero, ¡qué resultados consiguen y cómo nos deslumbran!
Como les sucede a la mayoría de las mujeres, tu motivación es perder peso para recuperar tu hermosura y tu atractivo, tanto en la mirada de los demás como en la tuya. Se trata de una motivación potente. Nuestro modo de vida se ha alejado tanto del de los orígenes que la gran distancia que separa aquello para lo que estamos hechos y lo que hacemos con nosotros mismos genera una insatisfacción latente. Al vivir todos en el mismo acuario, no nos damos claramente cuenta de esta falta de desarrollo personal. Y ésa es la razón por la que engordamos: ¡para adaptarnos!
Extraido de: Pierre Dukan. Todos sus derechos reservados.

domingo, 8 de enero de 2012

Frases de Motivación: Tanto peso sobre nuestros hombros!

El sobrepeso obliga a llevar una carga inútil. Diez kilos de más equivalen a una maleta que arrastraras allá adonde fueras; veinte son como un niño de ocho años que cargaras a hombros todo el santo día.
 
(Realmente, cada vez que cojo peso siento que los kilos de más los tengo montados en el hombro, cual lorito de pirata!!!)
 
Dibujo tomado de: muysenoresmios.blogspot.com 

Extraido de: Pierre Dukan. Todos sus derechos reservados.

Frases de Motivación: Tu mejor arma

Estás luchando para adelgazar. Te estás enfrentando a una de las fuerzas motrices de la vida: la necesidad y la obtención de placer. Tu mejor arma es la motivación. Quien tiene motivación, tiene entre manos un buldózer que aplasta todas las resistencias que encuentra a su paso. El sobrepeso obliga a llevar una carga inútil. No dejes que el sobrepeso te oprima y entorpezca tus movimientos.

Extraido de: Pierre Dukan. Todos sus derechos reservados.

Frases de Motivación: Recompensa


Extraido de: Pierre Dukan. Todos sus derechos reservados.

Frases de Motivación: Salud

Frases de Motivacion: Divorcio

Cuando estás de régimen, hay un divorcio entre tú y tu cuerpo. Has decidido adelgazar, pero tu cuerpo no lo sabe. Para él, te faltan alimentos, e intentará ayudarte a sobrevivir ahorrando en los gastos de calorías y aprovechando al máximo todo lo que comas. Por eso hay momentos más lentos. Pero ya acabarás por volver a arrancar.  

La belleza es un don de la naturaleza en el que la grasa también tiene un papel. Gracias a la untuosidad con la que envuelve huesos y tendones, suaviza los rasgos y las formas. Pero cuando es excesiva, la misma belleza acaba difuminándose.

Historial y predisposiciones según Dukan





Es un poco largo, pero puede ayudar a quien lo lea a reconocer comportamientos propios!!!

Historial y predisposiciones
 


EstoyEmpezandoDeNuevoHoy, tu peso empezó a alterarse muy temprano, durante tu juventud. Por lo tanto, está profundamente arraigado en ti y no se trata sólo de un sobrepeso fortuito que se eliminará por sí sólo. Tendrás que combartirlo activamente y estabilizarlo con paciencia. Te lo recordaré cada vez que sea necesario.


Tienes la suerte de conocer tu peso de nacimiento. Es totalmente normal; por lo que no me da ninguna información especial sobre ti. Los pesos de nacimiento muy bajos o altos son mucho más indicativos.
Isadukita, al repasar tu infancia me he dado cuenta de que eres la primogénita, y eso ha influido en todos los aspectos de tu vida, entre otras cosas en el control de tu peso. Llegaste la primera de los hermanos. Tuviste para ti sola a unos padres atentos y solícitos, hasta que llegó el siguiente hijo. Salvo casos excepcionales, eso sin duda te dio una seguridad emocional y una confianza en ti misma que propiciaron que controlaras mejor tu peso que, por ejemplo, un hijo menor. ¿Sabías que el 90 % de los astronautas que viajaron por el espacio eran primogénitos?

Tienes una ventaja que tal vez no sepas la importancia y el alcance que tiene: te dieron el pecho. Entre un biberón de vidrio y un seno de carne, el adulto sólo ve dos modos de suministración distintos, pero para el bebé se trata de otro mundo. Por el pecho materno recibe conjuntamente amor y alimento, y eso es una inmensa ventaja afectiva. Y sean cuales sean ahora tu situación y tu relación con los alimentos, serían más complicadas de haber tenido que conformarte con el biberón.


Constitución y morfología



Cuando tu peso se incrementa, tiende a acumularse en la parte superior del cuerpo, en el busto y el abdomen, más o menos como los hombres que nunca engordan en las piernas. En lo que a peso se refiere, adelgazarás con más facilidad que las mujeres que tienden a engordar antes en la parte inferior del cuerpo. Pero, si bien es más fácil, también es más urgente, porque la grasa abdominal es una grasa perjudicial que se vincula a menudo con un incremento del colesterol, con la diabetes y los riesgos cardiacos. Obviamente, tenemos que aplicar un plan especial que combine una alimentación especial, una selección de las grasas y una actividad física selectiva y controlada.


 (((En pocas palabras: tengo cuerpo de manzana!!!)))


Como muchas mujeres, tiendes a retener agua. Esta tendencia será un estorbo para cualquier régimen que emprendas. Adelgazar es quemar grasas de reserva y producir residuos. Por perfecta que sea tu dieta, si te cuesta eliminar estos residuos, no adelgazarás, o lo harás tan poco que te desanimarás: tu motor de quemar calorías se habrá apagado como un leño que hunde bajo las cenizas. A lo largo de tu proyecto, insistiremos en este punto. Si retienes el agua, no bebas exageradamente; usa sólo agua de mineralización baja; no comas demasiada sal; camina para activar la circulación; no cruces las piernas y estírate cada vez que puedas: los riñones trabajan mejor en posición estirada.

Las personas que intentan adelgazar suelen tener problemas de restreñimiento. Además, ya tienes desde el principio un temperamento muy restreñido. Así pues, tienes que tomar precauciones: bebe durante las comidas; come muchas verduras; trabaja tus abdominales y, si con eso no basta, echa salvado de avena en tus lácteos.

Tienes un poco de celulitis. A pesar de los avances conseguidos, todavía no hay actualmente ningún tratamiento realmente radical contra la celulitis, pero sí existen buenos tratamientos coadyuvantes. En un caso como el tuyo de celulitis localizada, la primera medida es evitar que la situación empeore; te ayudaré con ello.

Por otra parte, desgraciadamente tienes celulitis blanda, por lo que al volumen se añade la consistencia. PERO no hay que dar nunca nada por perdido: existen soluciones, es cierto que parciales, pero también hay procedimientos para fortalecer los músculos y la piel, así como cuidados e incluso algunos productos que tienen cierta eficacia. Así pues, ¡no te desanimes!


Como la mayoría de las mujeres, tienes celulitis en los muslos. No hay mal que por bien no venga, ya que afortunadamente, es allí donde tiene menos tendencia a ponerse blanda.


En el vientre, la celulitis no es otra cosa que lo que los médicos llaman el monte de Venus, una señal de feminidad que no se encuentra nunca en los hombres. Así pues, no intente reducirla salvo cuando sea realmente necesario.

Los días anteriores a la regla, estás hambrienta. Estás bajo una intensa influencia hormonal. Algunas mujeres se hinchan, otras tienen un bajón, y otras finalmente se mueren de hambre y tienen especialmente unos nefastos antojos de dulce. El mejor remedio no es otro que las tortas de salvado de avena con cacao desgrasado.

Los días anteriores a la reglas, te sientes hinchada. Estás bajo una intensa influencia hormonal. Algunas mujeres tienen un bajón, otras sufren unos antojos fatales por todo lo dulce, pero a ti te molesta el hinchazón. El mejor remedio es combinar determinadas aguas con ciertos alimentos y ciertos drenantes. ¡Te ayudaré!

Los días anteriores a la regla, te sientes irritable. Estás bajo una intensa influencia hormonal. Algunas mujeres se hinchan, otras tienen antojos por todo lo dulce, pero a ti te afecta al ánimo. En estos casos, lo mejor es combinar homeopatíala  con el hábito de los estiramientos y ventilaciones, y SOBRE TODO MOVERSE: correr, andar, bailar, escalar, nadar, ¡lo que sea siempre que sea movido! Con ello, matarás dos pájaros de un tiro, ya que todos estos ademanes también queman calorías.

Tu actividad física
 

Trabajas sentada, lo que representa como mínimo unas 7 horas de sedentarismo forzado. Si quieres adelgazar, tendrás que integrar reflejos adelgazantes en tu postura sentada. Por ejemplo, no inclines el cuerpo hacia delante; manténte recta mientras te imaginas que estiras mentalmente la coronilla  hacia el techo. Este movimiento de contracción de los músculos de la espalda estira tus vértebras, te da un porte elegante, protege tu espalda y te permite quemar calorías, muchas si lo haces a menudo. Acude a tu gimnasio para descubrir todos nuestros Reflejos adelgazantes.

Vives en el primer piso; nos hubiera gustado una quinta planta bien empinada. Esperamos que, como mínimo, subas andando estos pocos escalones. De lo contrario, empieza hoy mismo. Rechazar los ascensores es el primer símbolo de la resistencia al deterioro del cuerpo, que representa la primera causa de sobrepeso antes, mucho antes, que los excesos en la mesa.


Si subes andando las escaleras de tu casa, hazme un favor y sube por igual las de las demás, sube todas con las que te encuentres. Adelgazarás un poco más fácilmente y, sobre todo, podrás estabilizarte muchísimo mejor, ya que la estabilización requiere medidas a largo plazo en los nuevos hábitos, y éste es uno de ellos.


No tienes coche. Sigue así mientras puedas. Cuando una persona compra su primer coche, engorda de media unos 2 kg durante el primer año.


Te definiste como una sedentaria, pero de buena voluntad: como no es para ti una cuestión de principios, aceptarás la leve participación física que te pediré integrar en tu día a día. No adelgazarás de forma duradera con tan sólo la dieta. No se puede construir nada decisivo ni duradero con tan sólo la restricción del placer. El único modo de adelgazar sin volver a engordar es que combatas el sobrepeso en dos frentes a la vez, que lo asegures con el régimen y el incremento del esfuerzo físico. Sin embargo, para que resulte aceptable, esta actividad no tiene que robarte más tiempo que calorías. Por lo tanto, te proponemos que la integres en tu día a día de distintas maneras, la más original es la adopción de nuestros Reflejos Adelgazantes. Se trata de un tipo de actividad camuflada e indolora que no te hará perder el tiempo y consumirán muchas calorías. Incansablemente, te recordaremos cada una de tus consignas de actividad física.


Caminas un cuarto de hora diario. Es insuficiente. ¿Sabes que el hombre dejó atrás su condición de gran simio para hacerse humano al erguirse sobre sus pies y... andar? ¡Entonces, camina!


Alimentación y vida familiar
 


Vives en pareja: tienes más posibilidades que una soltera de tener comidas estructuradas, pero pasas más tiempo en la mesa y estás inmersa en cierta rutina que puede obstaculizar la variedad alimenticia que se precisa para bajar de peso de manera duradera. Además, debes tener en cuenta a tu pareja y su propia cultura gastronómica. Te guiaremos para que sólo conserves las ventajas de tu vida de pareja.


Tu compañero de vida te incita a adelgazar. No te lo tomes mal, es una ayuda de verdad; no la rechaces aunque  él demuestre cierta nostalgia por una época en la que estabas más delgada. ¡La buena noticia es que estará obligado a evitar tentarte!

Alimentación y vida social




Tienes la suerte de que te inviten a menudo a cenar, lo que demuestra que eres sociable, pero eso conlleva ciertos riesgos. Si estás en un restaurante, no habrá ningún problema con lo que te vamos a proponer. Si se trata de una cena  en casa de unos amigos, descubrirás muy pronto quiénes son tus amigos de verdad. Hay un tipo de gente que, por no tener fuerza o motivación suficiente para adelgazar, están resentidos con todos aquellos que poseen esa fuerza y esa motivación. Los reconocerás por una palabra que usan a menudo: "Por una vez...". ¡No caigas en la tentación!
 Por otra parte, tienes a menudo comidas de negocios. No es un problema en sí. Cuando comes en un restaurante de calidad, tienes muchísimo donde elegir. Lo más importante es saber si en este tipo de comidas eres quien invita o quien está invitada, ya que la primera teme que le vean como una persona tacaña  y la segunda que la tomen por una aprovechada. Ten presente que ya hay, y cada vez habrá más, personas que intentan vigilar su línea, por lo que tu comensal durante esas comidas de negocios puede desear tanto como tú el no engordar. ¡Tú tendrás que  distinguirlo!


Al mediodía, la mayoría de las veces te llevas la comida de casa. Para nosotros es la mejor solución con diferencia, ya que siempre es mejor hacerlo una misma que mandarla hacer. Además, podrás preparar tus comidas cuando no tengas hambre. Por último, te resultará más fácil seguir las instrucciones que te mandaremos a diario con las consignas a seguir.


En la distribución de tus comidas diarias, comes la misma cantidad al mediodía que por la noche. Es una ventaja, un elemento de equilibrio y de control de tu vida alimenticia. Lo que supone una ausencia de  esas zonas de turbulencias que dan lugar a los excesos alimenticios que acaban teniendo consecuencias.


En la actualidad, hay pocas mujeres que esperan a tener hambre para comer. El hambre es una sensación de llamada que el cuerpo dirige al cerebro para informarlo de que las reservas energéticas de sus células están bajas y de que ya es hora de recargarlas alimentándose. Si de verdad comes por hambre, es que eres de esas mujeres que se saltan comidas o que, inmersas en sus quehaceres, se olvidan de comer. O simplemente que estás continuamente a régimen y tus reservas energéticas están demasiado bajas. Si es así, tendrás que cambiar tu esquema de funcionamiento, ya que te está generando modos de comportamiento contenido que hacen que, a ratos, se conviertan en impulsos prioritarios y rompan tus diques de contención con demasiada facilidad.


Me dices que comes para obtener placer. Eso significa que, más allá del alimento o a través de él, lo que andas buscando es el placer, quizá sin que lo sepas. ¿Qué significa eso? Si buscas placer, es que lo necesitas y posiblemente estés falta de ello. Es probable que pertenezcas a  esa mayoría de gente que quiere conseguir placer pero a quienes el actual modo de vida les impide recolectar el suficiente. Si andas buscando placer de manera excesiva en el alimento, lo conseguirás, desde luego, pero el disgusto de engordar y no controlar la situación neutralizará el placer obtenido. Me esforzaré en orientarte hacia otras fuentes de placer: escuchar música, leer, hacer el amor, cantar, bailar, pintar, jugar, nadar, hacer bricolaje, ir al teatro...


Comes por aburrimiento. Esto es algo delicado, primero porque te estás aburriendo y también porque no sabes esperar sin hacer nada; y además porque te has acostumbrado a comer cuando te aburres. No estoy calificado para intervenir en tu carácter o modo de vida, pero en tu caso, la solución consiste en no comer alimentos que agudizan el apetito, alimentos de pacotilla demasiado salados (patatas chip, cacahuetes, galletas aperitivas) o alimentos demasiado dulces que den ganas de seguir picando.

Me contestaste que comías por que no podías evitarlo. Tal vez lo digas para darte importancia, pero si es real se trata de algo semejante a la compulsión, incluso a la bulimia, a una pérdida parcial del control. De todos modos, la compulsión demuestra la presencia de sufrimiento, y no hay que desesperar ante el sufrimiento. Sobre todo, no se debe intentar cerrar la válvula de escape alimenticia, sino abrirla más aún. Acepta las pulsiones recurriendo a las dos categorías más importantes de la alimentación humana: las proteínas y las verduras.


También comes para mitigar el estrés. El estrés es parte de la vida. El problema es el impacto de ese estrés. Ya sea porque tienes demasiado o más que los demás, o porque te cuesta sobrellevarlo, que es muy distinto. En el primer caso, basta con esperar a que las aguas vuelvan a su cauce. El segundo significa que eres vulnerable: no te podemos cambiar, lo que tendrás que intentar cambiar es de amortiguador. Te puedo proponer 9 distintos, entre los cuales uno que puedes probar de inmediato: encontrar placer con tu cuerpo, y no me estoy refiriendo a la sexualidad, aunque ésta diste mucho de ser despreciable, sino a la actividad física: el movimiento. De hecho, cualquier esfuerzo muscular duradero consigue algo más que amortiguar: consume, quema y neutraliza el estrés. Por otra parte, en caso de estrés, saca tu caja de chicles sin azúcar y mastica el aire (menos de 2 calorías por chicle) cargado de sabores intensos. No te tomes solamente un pequeño chicle de nada, sino 5 de golpe. Tendrás más de 30 minutos de espectáculo en tu boca y una revolución en el paladar. ¡Prueba ambas cosas! Cada día encontrarás tambien mis secretos para adelgazar, unos trucos para ponértelo más fácil durante este periodo de dieta.


Por desgracia, también eres de esas mujeres que comen deprisa. No tenemos nada en contra de la velocidad, pero al comer deprisa comes más, ya que no dejas tiempo suficiente a tu cerebro para que analice lo que estás comiendo. Para mí, existen dos tipos de comedoras rápidas: las naturales, que nacieron así y que ya desgarraban siendo bebés el pezón de su madre o la tetina del biberón; y las que se convirtieron en rápidas debido al estrés y la ansiedad. Esperemos que pertenezcas a la segunda categoría, porque es reeducable, pero si eres de la primera, no te preocupes, también hay soluciones. Espérate a encontrar en tus menús alimentos slow food, como la alcachofa o el buey de mar, que te obligarán a comer más despacio.


Tienes por costumbre cenar delante del televisor. Ésta es una costumbre MUY mala, porque estamos en capacidad de afirmar, viendo las estadísticas y simplificando un poco, que la tele hace engordar. ¿Por qué? Primero, porque estás sentada. Pero sobre todo porque tu cerebro no está capacitado para centrar su atención en dos tareas simultáneas. Si le cautiva la imagen que ve en la pantalla, la sensación gustativa pasará a un segundo plano; no  aprovecharás plenamente la comida y  necesitarás  más alimentos para obtener la misma sensación de saciedad. Come, pues, antes de encender la tele o, al menos, antes de la película.


Quiero que te fijes en algo que supone un problema: bebes sólo medio litro de agua al día. Sabes que con eso no basta. Adelgazar sin beber sería como hacer girar las ruedas de un molino a sabiendas de que dañarás sus palas, es decir, tus riñones. Adelgazar incrementa la cantidad de residuos para eliminar, y si no los eliminas, el motor que quema tus calorías se detendrá como un coche con el tubo de escape tapado. Así pues, EstoyEmpezandoDeNuevoHoy, ¡bebe más! 


Te gusta picotear cosas dulces. Ésta no es  muy buena noticia, porque la tentación de lo dulce tiene potentes aliados en tu mente y en tu cuerpo que te tienen cogida. Vale, pero nosotros también disponemos de algunas tácticas de defensa secretas, y de recetas caseras que te enseñaremos en el transcurso de tu régimen de adelgazamiento y que te permitirán manejar esta desventaja. 


Por otra parte, tu alimentación está muy influenciada por el estrés. Esto va a ser un obstáculo, un freno sistemático, ya que en esta vida actual  llena de estrés, lo más agobiante es  la organización del tiempo. Esta carrera tras el tiempo no sólo te obliga a comer deprisa, a masticar poco y, por lo tanto, a comer más para obtener la misma dosis de placer, sino que además te impide encontrar tiempo para moverte. Cada día, intentaremos acostumbrarte a que te tomes el tiempo de comer y moverte. Tu peso está en juego, por supuesto, pero también lo están tu salud, tu gestión del estrés y, hemos de decirlo, tu felicidad, porque hay un tiempo para vivir...


Al alimentarte, tomas en consideración las cantidades y la sensación de hartazgo. Puedes estar tranquila, ya que lo que podría resultar fastidioso en otras dietas, no plantea ningún problema en mi régimen, puesto que se pueden tomar los alimentos que lo componen  "a voluntad". Quizá se te prohíban ciertos alimentos que te gusten, pero de los que te ofrezcamos, podrás comer libremente, en los horarios que quieras, las cantidades,  proporciones y  combinaciones que te apetezcan. Más adelante, cuando haya llegado la hora de estabilizar tu peso, te enseñaremos a recobrar una parte del instinto alimenticio que perdiste. Buena parte de la solución radica ahí: en volver a aprender esas sensaciones valiosas que permiten a los animales no desnaturalizados percibir la reducción progresiva del hambre. Estas percepciones delicadas quedaron sepultadas bajo el barullo de los sabores voluptuosos y brutales de los productos manufacturados, siempre más grasos, salados, ricos y devastadores para tu peso. Inhibidas, que no desaparecidas, te ayudaremos a recuperar estas sensaciones que son como los mensajes aletargados de lo que queda de la sabiduría del cuerpo

Gustos y preferencias alimenticias
 


Hemos notado que te atrae lo graso, este sabor untuoso, suave y placentero  que sólo proporcionan, por desgracia, los alimentos muy calóricos. Éste es uno de tus puntos flacos. No te preocupes: en mi régimen hay alimentos de sabor graso, como el salmón fresco, e incluso ahumado. Pero no hay dieta de adelgazamiento que pueda satisfacer tu gusto por lo graso. Sin embargo, existen recursos elegantes y astutos para eludir este problema, como es sustituir el sabor graso por sabores obtenidos de las especias y hierbas aromáticas. Este tipo de estrategias para evitar la grasa son las que puede ayudarte a establecer una solución duradera, porque, entre otras cosas, somos muy conscientes de que tu atracción por lo graso no desaparecerá al adelgazar.


Te atrae el sabor dulce. No te preocupes: todos nacemos con esta predisposición. Algunas la dejamos atrás por el camino, mientras otras la cultivamos. Las amantes de lo dulce suelen ser personas sensuales, en lo que a comida se refiere, y calurosas; personas a menudo sensibles y entrañables, pero que también tienen muchas dificultades para tener su peso bajo control. Te enseñaremos a controlar y satisfacer tu necesidad de dulce sin que sea una amenaza para tu peso, con infinitas precauciones mientras estés adelgazando y mucha más facilidad cuando ya tengas el peso adecuado, al final de tu fase de consolidación. Por otra parte, intentaré ayudarte a controlar esta tendencia, tan extendida hoy en día, a utilizar lo dulce para suavizar la vida, a modo de antídoto contra un sinfín de molestias, preocupaciones y estrés del día a día. Te propondremos poner en práctica lo que llamamos los "alimentos no alimenticios". Verás que existen otras fuentes de realización personal que no son los alimentos, con efectos similares a la comida, y que aportan la misma dulzura y placer, pero sin calorías ni sentimientos de culpa.


Te atraen los alimentos salados. Si tiendes a retener líquidos, tendrás que vigilar. Los médicos coinciden en  desaconsejar el consumo excesivo de  sal y en responsabilizar a este ingrediente del desarrollo de la  hipertensión arterial. Aunque no sea calórica, la sal estimula el apetito y a menudo se combina sospechosamente con la grasa en las galletas de aperitivo, pistachos, quesos, embutidos, pizzas, etc. Recuerda que no estás obligada a echar sal antes de probar.


Además también te gustan la consistencia y la resistencia que ofrecen en la boca los alimentos crujientes. Pero los alimentos que producen esas sensaciones escasean en la mayoría de las dietas de adelgazamiento. Sin embargo, una vez más se puede satisfacer este gusto, si no es demasiado exigente. No solo el pan es crujiente, también están el pepino, la zanahoria, el apio, el hinojo y la torta de salvado de avena, nuestra gran especialidad.

 
Te gusta el sabor de los productos harinosos. ¿A quién no le gusta? Sin embargo, si tienes una atracción fuerte y si de verdad has decidido adelgazar, tendrás que olvidarte momentáneamente.

Deberás dejarlos por completo durante la fase de ataque, en la que necesitas resultados que te alienten, y en la fase de crucero, en la que no te interesa estancarte. En cambio, a partir de la primera mañana en la que la báscula muestre el peso justo, la puerta de los alimentos harinosos se abrirá para ti: en cantidades razonables durante un tiempo de 10 días por kilo perdido en el periodo de consolidación, y después, en lo que llamamos la estabilización definitiva, sin limitación. Quizá te extrañe, pero mi idea se basa en una conclusión simple y comprobada: cuantas más féculas (sin materias grasas) consumas, menos lugar te quedará para los alimentos grasos. No tienes más que un estómago, cuyos límites te obligan a escoger. Por la tanto, preferimos que estén las féculas antes que otros alimentos más peligrosos.


Hemos notado también que te gustan los refrescos. Tienen burbujas y buen sabor... Por lo tanto, te están permitidos, pero ¡ojo!: únicamente los light.


Me alegra mucho saber que te gusta la carne y que comes mucha y a menudo. Nos llevaremos bien, porque le doy mucha importancia a la carne. Cuando es magra, es un alimento con un gran valor alimenticio, para el que difícilmente se encuentran sustitutos y que llena mucho.

Comes muchos lácteos. Mantén este hábito; vas bien encaminada.


Te encanta el pan; incluso es tu alimento favorito. Sin embargo, este alimento noble, básico en los tiempos de penuria no es el mejor aliado en un régimen. Contrariamente a lo que se cree, no se trata de un azúcar lento; al revés, puede ser uno de los azúcares más rápidos, el que penetra más deprisa en la sangre, incluso más que el chocolate. Esto puede ser un problema, pero también existen soluciones para evitarlo. Es factible, lo verás,  otras ya lo han conseguido antes.

 
Por último, te apasiona el chocolate. Para esto también tendrás que esperar un poco. El chocolate es la más dulce de entre las drogas blandas y la fuente de calorías más dura. Acuérdate de la frase de uno de los mejores especialistas del comportamiento alimenticio: "Una tableta abierta es una tableta muerta".

Si necesitas acabar tus comidas con un toque dulce, piensa  que se trata de una COSTUMBRE y que, como tal, la adquiriste en alguna época de tu vida. Del mismo modo que la adquiriste, puedes deshacerte de ella. Basta con que te digas que no puedes adelgazar terminando todas las comidas con dulce. SALVO si engañas tus ganas con falso azúcar o usas otras tretas como ciertas especias dulces (vainilla, canela) y muchas otras texturas y consistencias.


Temperamento y motivación
 

Intentas bajar de peso y me ha alegrado saber que estás muy motivada: esto te será de gran ayuda, sobre todo durante el primer mes. Después, el impacto del peso perdido tomará el relevo y seguirás con la energía de los primeros días. Tu motivación te da fuerza y es una potente ventaja para el éxito de tu proyecto.


Además, me has contestado que eres plenamente consciente de lo importante que es estabilizar el peso después de adelgazar. Por mi larga práctica, soy bastante desconfiado en estos temas. A la mayoría de las mujeres les exaspera su peso y quieren adelgazar de manera visceral. Saben, por experiencia, que un peso que no se estabiliza siempre acaba volviendo, pero este planteamiento racional es cosa del futuro y pertenece a las buenas resoluciones. Cuando llega el momento, si están acompañadas y se les hace un seguimiento, y si el programa de estabilización que se les ofrece es claro, sencillo, concreto y coherente, se esfuerzan y, con la ayuda de los resultados, una buena parte consigue estabilizarse. Para las demás, que se creen protegidas contra la recaída, las estadísticas hablan claro: la mayoría recupera el peso perdido y vuelve a la casilla de salida, y, la mayor parte de las veces, la mujer supera su peso inicial y se vuelve más resistente a las dietas. Lo más interesante del acompañamiento que te ofrezco es que te lleva hacia tu peso justo, PERO, SOBRE TODO, te mantiene ahí. Ambiciono algo que nadie en el mundo ha conseguido nunca: curarte de tu sobrepeso. Cuando llegan la consolidación y la estabilización, sabemos lo suficiente para ayudarte, mediante consignas regulares, a mantener la vigilancia. Esto es posible gracias a un sistema de alarma y respuesta graduadas que se pone en marcha desde el menor incremento de peso amenazador. Juega limpio hasta el final conmigo ya que, cuando se instala el incremento de peso, se necesita mucho más que un simple régimen. Es precisa una auténtica reeducación y ayuda durante bastante tiempo, incluso cuando todo parece estar tranquilo. 

Eres consciente de que, en la actualidad, resulta difícil adelgazar sola, y que es infinitamente más fácil conseguirlo si estás acompañada. Has acudido al lugar indicado. He creado este portal para ti y para todas las personas que no tienen fuerzas ni voluntad suficientes para privarse y adelgazar solas, por ser los hijos consentidos de la civilización, de la abundancia y de la comodidad, pero también del estrés y de la falta de tiempo. Hoy en día, cualquiera que adelgace necesita una estructura, unas directrices y unas consignas que seguir. Resulta menos frustrante seguir una dieta organizada con todos los pequeños detalles por alguien externo, que imponérsela a uno mismo. Porque, ¿cómo ser a la vez la víctima y el verdugo? Éste es el núcleo de nuestro credo. Estoy convencido de que la primera causa de la crisis actual del sobrepeso, más que en el sedentarismo y la comida basura, radica en la insuficiencia del acompañamiento, la falta de asistencia diaria durante y, sobre todo, después, del adelgazamiento. Este portal ofrece un servicio hasta hace poco irrealizable: un acompañamiento global, interactivo y en tiempo real. A partir de hoy y durante todo tu programa de adelgazamiento, e incluso después si lo deseas, estoy y seguiré a tu lado para que tu proyecto sea todo un éxito


Has sido clara en cuanto a tu motivación: quieres adelgazar, sobre todo, por motivos estéticos. La reconquista de une belleza sin cultivar es un extraordinario motor para las mujeres. Es el reencuentro con uno de los poderes más seguros y gratificantes que una mujer pueda poseer. Encontrarás en tus consignas el recordatorio de esta razón fundamental que te incita a adelgazar para que recuerdes, día tras día, la fuente de motivación que te estimulará a hacer dieta.


En menor grado, también te motivan la protección de tu salud y la limitación de los factores de riesgo. Cultiva esta motivación: es un buen motor. Tarde o temprano, una sobrecarga persistente acabará haciéndote perder el aliento, dañando tus articulaciones (espalda, caderas, rodillas), cansando tu corazón y atascando tus arterias. Tu cuerpo es una parte de tu libertad.


Como muchas mujeres, tienes prisa por adelgazar mediante una dieta que arranque enseguida. Muy bien, estoy de acuerdo contigo y dispuesto a abrirte camino. Cuando se adelgaza, la mejor manera de estimular la motivación es conseguir resultados y ver cómo se trasladan a la báscula. El éxito conduce al éxito y te da una velocidad adquirida que te protegerá en caso de que te estanques momentáneamente.


Además, tienes un fuerte deseo de estabilizarte. Ésta es una ventaja considerable, porque no sirve de nada adelgazar sin haber decidido, antes de empezar, hacerlo todo para conservar el peso obtenido. Tienes que entender que las mismas causas producen siempre los mismos efectos. Cuando hayas alcanzado el peso deseado, tendrás que cambiar algo en el modo de vida que te había llevado a engordar. De lo contrario, volverás a coger peso. Pero la mayoría de los que adelgazan no saben cómo hacer para manejar el largo plazo. Según esta perspectiva, he diseñado una estabilización que se fundamenta en 3 medidas sencillas. Entre ellas, se encuentra el famoso "día centinela" semanal, con una dieta de proteínas alimenticias, que será el jueves. Esta obligación mínima no se puede negociar y se mantendrá de manera indefinida.

Las Fases de la Dieta Dukan: Consolidación

Bienvenid@ en Fase de Consolidación

En la consolidación, tu organismo y tú misma habéis realizado un esfuerzo prolongado, ya tienes tu recompensa. Pero ¡cuidado!, te amenazan dos grandes peligros: el exceso de celo y el triunfalismo.

El exceso de celo: un miedo excesivo a volver a engordar podría impedir que abrieras tu alimentación a unos alimentos que ahora son necesarios.
 
El triunfalismo: el peso que tienes ahora no te pertenece. Es como un animal salvaje que solo desea huir, y esta fase de consolidación debe servir para que lo domestiques.
 
Estás en el periodo del rebote: la fase de consolidación. Tu cuerpo ha adelgazado a la fuerza, pero su tendencia a engordar no solo no ha mermado, sino que se ha centuplicado. ¿Por qué? Porque al ver cómo saqueaban sus reservas, tu organismo redujo al mínimo sus gastos (energía, actividad física) y aumentó enormemente el provecho que saca de los alimentos. Estás en una fase de mucho peligro: un periodo en el que tu cuerpo, a la menor oportunidad, funcionará como una auténtica esponja de calorías, y cualquier desliz dará lugar a un incremento de peso inmediato y brutal. Hay que dejar que pase el tiempo.

¿Por cuánto tiempo seguirá el rebote al acecho?
Diez días por kilo perdido: éste es el tiempo que necesita el peso para consolidarse. Pasado este periodo, el peso no se habrá estabilizado, sino que dejará de ser tan amenazador, porque tu cuerpo habrá entendido que ya se ha acabado el saqueo de sus reservas.
Tu fase de consolidación empieza hoy mismo. Pero ¡cuidado!, esta fase ya no es una dieta adelgazante.

¿Qué cambia en la consolidación?
Todo lo que te estaba permitido hasta ahora (en las fases de ataque y crucero) sigue totalmente en vigencia. A eso llamo la base, de la que siempre podrás echar mano A VOLUNTAD.

Además hay algunas novedades: a continuación está la lista de los alimentos que podrás incorporar desde hoy.
 
La fruta la podrás escoger entre todas las del mundo, salvo las 4 siguientes: el plátano, la uva, la cereza y el higo. Sin embargo, éstas pueden formar parte de una comida de gala (así, pues, no hay nada que se prohíba por completo para siempre).
 
Les 2 rebanadas de pan integral:  de las que corta el panadero. Si eliges otro pan, intenta quedarte con el rústico, el de cereales, pero sobre todo descarta el pan blanco o el tipo brioche.
 
Los 40 g de queso: intenta que no sobrepase los 40 % de M.G. Si encuentras un queso que te guste con 30%, pasa a 50 g; con 20 %, pasa a 55 g y con 10 % pasa a 60 g.
 
Los feculentos: ¡tienes mucho en donde escoger! Lo mejor es la pasta integral, que es rica y consistente en la boca. Nada de aceite ni mantequilla, sino una buena salsa de tomate casera y… ¡un toque de parmesano! También puedes dejarte seducir por la sémola, las lentejas, los guisantes… no vaciles en consultar el libro de recetas que encontrarás en tu piso de adelgazamiento para que te sugiera menús.
 
Las comidas de gala:desayuno, comida o cena… tú eliges el momento, siempre que dejes pasar el tiempo suficiente entre cada una. Podrás consumir todo tipo de alimentos, pero por unidades: un entrante, un plato, un postre o un queso, un aperitivo o una copa de vino. De todo en buena cantidad, pero UNA sola vez sin repetir.
 
El jueves de proteínas: es el seguro de tu fase de consolidación. Cada jueves tienes que seguir un día de proteínas puras. Ese día equivale a una fase de ataque muy breve, en la que podrás comer, siempre a voluntad, los alimentos de las 7 categorías de proteínas alimenticias más puras.

Está bien adelgazar rápidamente, pero resulta indispensable consolidar el Peso Justo.

En esta fase de consolidación, recuerda siempre que más del 90% de las personas que siguen una dieta vuelven a engordar. Estoy seguro que tú no serás una de ellas: ¡lo tienes todo para salir adelante!

¡Ánimo! Estoy a tu lado y seguiré ahí.

Las Fases de la Dieta Dukan: Crucero

Bienvenid@ en Fase de Crucero

El "crucero” es propiamente la fase de adelgazamiento que tiene que llevarte hasta tu Peso Justo.
Todos los alimentos proteínicos a los que tenías acceso durante la fase de ataque te siguen siendo permitidos, con las mismas libertades en cuanto a cantidades, horarios y mezclas. Además, en esta fase podrás añadir la verdura, que te faltaba en el ataque. Con ella recuperarás la frescura, la fibra y las vitaminas.

Durante la fase de crucero, se alternan los días de proteínas combinadas con verduras (PV) y los días de proteínas puras (PP) en los que desaparece la verdura. Este conjunto actúa como un motor de dos tiempos, cuyo momento más intenso es el de las proteínas puras (PP), mientras que los días de proteínas + verduras (PV) representan un momento de descanso. Por ello, te informamos de esta alternancia que fue determinada de acuerdo al perfil de tu correo electrónico de entrada en la fase de crucero.

Tienes que saber, para que te quedes tranquila, que al introducir las verduras se frenará tu pérdida de peso. De hecho, las proteínas puras tienen la capacidad de expulsar el agua, lo que mejora los resultados. Pero este líquido perdido, de lo que te alegraste en su momento, vuelve con las verduras, llenas de agua y sales minerales.
 
Con la vuelta del agua, puedes tener la sensación de estar estancada durante unos días. No te preocupes, eso no significa que hayas dejado de adelgazar; puede ser que solo esté oculto por la vuelta del agua. Se trata sencillamente de un movimiento parecido al de las mareas: después de la pleamar vuelve la bajamar. Sobre todo no te desanimes si eso te ocurre; espera unos días y los líquidos volverán a eliminarse con las proteínas puras, con lo que se pondrá al día el peso que has perdido en realidad. Recuerda siempre este dato elemental: 1 litro de agua pesa 1 kilo.
 
¿Qué verduras se añaden a tu lista de alimentos autorizados?
 
Todas las hortalizas, crudas o cocidas, sin límite de cantidades, horarios ni mezclas.
 
Excepciones:las feculentas (patatas, arroz, maíz, todos los guisantes y garbanzos, lentejas y alubias) no forman parte de los alimentos autorizados; tampoco el aguacate, ya que es una fruta, grasa además. 

Hay que evitar las alcachofas y los salsifíes, que están a medio camino entre la verdura y el feculento.
 
Para el aliño, hay que descartar necesariamente el aceite, pero con el vinagre, el limón, la mostaza o el yogur ya puedes elaborar un sinfín de salsas para utilizar a tu gusto.
 
A partir del crucero, tus consignas incorporan, pues, las verduras: aprovéchalo y haz la compra en función de estos nuevos alimentos que se te permiten.
 
¡Llena tu nevera y aprovecha que no hay límite de cantidades para los alimentos autorizados! El secreto de mi dieta es que puedes comer todo lo que quieras de esta amplia lista. Varía tu selección en los menús que te ofrecemos a diario: evitarás la monotonía y diversificarás los placeres.
 
¡Ánimo! Estoy a tu lado y seguiré ahí.

Las Fases de la Dieta Dukan: Ataque

Bienvenid@ en Fase de Ataque

Bienvenid@ a la fase de Ataque

Buenos días:
Aunque sea muy breve, esta primera fase es muy eficaz. Es el detonante indispensable que te dará el impulso necesario y te permitirá pasar a la velocidad de crucero.
Para ello, el ataque debe realizarse sin fallos. Cualquier desliz echaría por tierra sus efectos y te obligaría a volver a empezar. Acude a diario a tu piso de adelgazamiento y rellena tu informe para hacerme saber tus progresos.
 
Durante esta fase, puedes acceder libremente en la cantidad que desees, a la hora del día que sea y mezclándolos a tu antojo― a 8 categorías de alimentos. Para que quede del todo claro: todo lo que encontrarás en la siguiente lista es para ti y totalmente para ti. Todo lo que no conste ahí no es para ti.
  • Las carnes magras: ternera, caballo, buey, excepto el entrecot y la chuleta de buey. Preparación: asado o a la parrilla, sin materia grasa.
  • Todos los pescados sin excepción: grasos, blancos, azules, ahumados o de lata al natural.
  • Todos los mariscos y crustáceos.
  • Todas las aves de corral pero sin la piel, con la excepción del pato.
  • El jamón magro: lonchas de pavo, pollo o cerdo sin grasa ni corteza.
  • Los huevos: solo una excepción si tienes colesterol, para ti, no más de 3 huevos enteros a la semana.
  • Los lácteos desnatados: yogures, quesos frescos batidos y requesones con 0 % de M.G.
  • El agua de mineralización débil: mi recomendación es de 1,5 l diariamente.
  • Los aditivos:café, té, tisanas diversas, vinagre, hierbas aromáticas, especias, pepinillos sin azúcar, limón (como aliño, pero no como bebida), sal y mostaza sin excesos.

No ingieras nada que no esté en esta lista. Olvídate de los alimentos prohibidos por ahora y recuerda que los recuperarás dentro de poco.
 

Receta: PP: Caviar de atún con requesón y especias

Caviar de atún con requesón y especias

Caviar de atún con requesón y especias

Elaboración: 10 minutos
Cocción: 0 minuto
Para 2 personas
Fase PP
Ingredientes
2 turnedós de atún rojo crudo
150 gramos de requesón desnatado
3 pizcas de jengibre
3 pizcas de pimentón dulce

Elaboración
Desmenuce toscamente el atún y el requesón. Dispóngalo en platos. Espolvoree jengibre y pimentón dulce. Sírvase frío.

Receta: PP: Caviar de atún con requesón y chalota

Caviar de atún con requesón y chalota

Caviar de atún con requesón y chalota

Elaboración: 10 minutos
Cocción: 0 minuto
Para 2 personas
Fase PP
Ingredientes
2 turnedós de atún rojo crudo
150 gramos de requesón desnatado
1 chalota

Elaboración
Desmenuce toscamente el atún y el requesón, y añada la chalota bien picada. Sírvase enseguida en un plato.

Receta: PP: Caviar de atún con requesón

Caviar de atún con requesón

Caviar de atún con requesón

Elaboración: 10 minutos
Cocción: 0 minuto
Para 2 personas
Fase PP
Ingredientes
2 turnedós de atún rojo crudo
150 gramos de requesón desnatado

Elaboración
Desmenuce toscamente el atún y el requesón. Sírvase enseguida en un plato.

Receta: PP: Carpaccio noruego

Carpaccio noruego

Carpaccio noruego

Elaboración: 15 minutos
Cocción: 0 minuto
Para 6 personas
Fase PP
Ingredientes
4 lonchas finas de salmón ahumado
4 lonchas finas de trucha ahumada
4 lonchas finas de rodaballo ahumado
4 cucharaditas de huevas de lumpo rojas
4 cucharaditas de huevas de lumpo negras
4 limones
15 centilitros de nata espesa desnatada
1 manojo de eneldo
Sal y pimienta


Elaboración
Exprima los limones y vierta el zumo en un bol. Bata enérgicamente la nata, con sal, pimienta, eneldo picado y la mitad del zumo de limón. Distribuya entre los 6 platos las lonchas de pescado ahumado. Rocíelas con el resto del zumo de limón. Encima, esparza unas huevas de lumpo. Por último, añada una buena cucharada de mezcla con nata. Sírvase frío.

Receta: PP: Carpaccio de trucha con chalotas

Carpaccio de trucha con chalotas

Carpaccio de trucha con chalotas

Elaboración: 15 minutos
Congelación: 30 minutos
Para 4 personas
Fase PP ataque
Ingredientes
500 gramos de trucha fresca
3 cucharadas de aceite acalórico de Ordesa
1 cucharadita de aroma de oliva
1 limón
4 chalotas
1 manojo de cebolleta
Sal y pimienta

Elaboración
Envuelva el pescado en film transparente y póngalo en el congelador durante 30 minutos. Exprima los limones y vierta el zumo en un bol. Pele y pique las chalotas y póngalas en el bol. Pique la cebolleta y añádala a la mezcla del bol. Remueva y añada el aceite, el aroma, la sal y la pimienta. Saque el pescado del congelador y córtelo en láminas finas. Dispóngalas en 4 platos. Vierta la salsa por encima y sirva.

Receta: PP: Carpaccio de ternera con estragón

Carpaccio de ternera con estragón

Carpaccio de ternera con estragón

Elaboración: 15 minutos
Congelación: 30 minutos
Para 4 personas
Fase PP ataque
Ingredientes
600 gramos de babilla de ternera
2 cucharaditas de mostaza al estragón
10 gotas de aroma de coñac
4 cucharadas de aceite acalórico de ordesa
1 cucharadita de aroma de oliva
1 limón
1 pizca de pimentón fuerte
1/2 manojo de estragón
Sal y pimienta

Elaboración
Envuelva la carne en film transparente y póngala en el congelador durante 30 minutos. Exprima el limón y vierta el zumo en un bol. Añada la mostaza, el aroma de coñac, el pimentón, el aceite de ordesa, el aroma de oliva, la sal y la pimienta. Bata la mezcla con un tenedor. Saque la carne del congelador y córtela en láminas finas. Repártalas en 4 platos, rocíelas con la salsa y espolvoree estragón picado encima.

Recetas: PP: Carpaccio de ternera con cebolleta

Carpaccio de ternera con cebolleta

Carpaccio de ternera con cebolleta

Elaboración: 15 minutos
Congelación: 30 minutos
Para 4 personas
Fase PP ataque
Ingredientes
600 gramos de babilla de ternera
2 cucharaditas de mostaza fuerte
10 gotas de aroma de coñac
4 cucharadas de aceite acalórico de ordesa
1 cucharadita de aroma de oliva
1 limón
1 pizca de pimentón fuerte
1/2 manojo de cebolleta
Sal y pimienta

Elaboración
Envuelva la carne en film transparente y póngala en el congelador durante 30 minutos. Exprima el limón y vierta el zumo en un bol. Añada la mostaza, el aroma de coñac, el pimentón, el aceite de ordesa, el aroma de oliva, la sal y la pimienta. Bata la mezcla con un tenedor. Saque la carne del congelador y córtela en láminas finas. Repártalas en 4 platos, rocíelas con la salsa y espolvoree cebolleta picada encima.

Receta: PP: Carpaccio de salmón con soja

Carpaccio de salmón con soja

Carpaccio de salmón con soja

Elaboración: 15 minutos
Congelación: 30 minutos
Para 4 personas
Fase PP ataque
Ingredientes
500 gramos de turnedós de salmón
4 cucharadas de salsa de soja
  4 cm de jengibre fresco
  3 cucharadas de aceite acalórico de ordesa
  1 cucharadita de aroma de oliva
  1/2 limón
  1/2 manojo de cilantro

Elaboración
Envuelva el pescado en film transparente y póngalo en el congelador durante 30 minutos. Exprima 1/2 limón; pele y ralle el jengibre. Póngalo todo en un bol y añada el aceite, el aroma y la salsa de soja. Exprima el limón y añádalo al aceite perfumado. Saque el pescado del congelador y córtelo en láminas finas. Repártalas en 4 platos y rocíelas con la salsa y esparza cilantro por encima.

Receta: PP: Carpaccio de salmón con pimienta rosa

Carpaccio de salmón con pimienta rosa

Carpaccio de salmón con pimienta rosa

Elaboración: 15 minutos
Congelación: 30 minutos
Escabechado: 60 minutos
Para 4 personas
Fase PP ataque
Ingredientes
500 gramos de salmón fresco
  3 cucharadas de aceite acalórico de ordesa
  1 cucharadita de aroma de oliva
2 limones
  2 cucharadas de pimienta rosa en grano
  Sal y pimienta

Elaboración
Envuelva el pescado en film transparente y póngalo en el congelador durante 30 minutos. Exprima los limones y vierta el zumo en un bol. Añada el aceite, el aroma, la sal y los granos de pimienta rosa machacados toscamente. Remueva bien. Saque el pescado del congelador y córtelo en láminas finas. Repártalas en 4 platos y rocíelas con el escabechado. Reserve en la nevera al menos 1 hora antes de servir.

Receta: PP: Carpaccio de salmón con chalotas

Carpaccio de salmón con chalotas

Carpaccio de salmón con chalotas

Elaboración: 15 minutos
Congelación: 30 minutos
Para 4 personas
Fase PP ataque
Ingredientes
500 gramos de salmón fresco
3 cucharadas de aceite acalórico de ordesa
1 cucharadita de aroma de oliva
1 limón
4 chalotas
1 manojo de cebolleta
Sal y pimienta


Elaboración
Envuelva el pescado en film transparente y póngalo en el congelador durante 30 minutos. Exprima los limones y vierta el zumo en un bol. Pele y pique las chalotas y póngalas en el bol. Pique la cebolleta y añádala a la mezcla del bol. Remueva y añada el aceite, el aroma, la sal y la pimienta. Saque el pescado del congelador y córtelo en láminas finas. Repártalas en 4 platos. Vierta la salsa por encima y sirva.

Recetas: PP: Carpaccio de salmón

Carpaccio de salmón

Carpaccio de salmón

Elaboración: 15 minutos
Cocción: 0 minuto
Escabechado: 12 horas
Para 4-6 personas Fase Consol.
Ingredientes
700 gramos de salmón fresco
3 limones
1 cucharada de aceite de oliva
2 cucharadas de aceite de parafina
1/2 cucharadita de aroma de oliva
1 cucharadita de eneldo picado
1 cucharadita de edulcorante en polvo
Perejil
picado Sal y pimienta


Elaboración
Corte el salmón en lonchas finas y dispóngalas en una fuente. Mezcle el zumo de los 2 limones, el aceite de oliva, el aceite de parafina, el aroma de oliva, el eneldo picado, el edulcorante, la sal y la pimienta. Cubra con un film transparente y deje en escabeche unas 12 horas en la nevera. Deje que las lonchas escurran y colóquelas en forma de rosa en los platos. Encima, espolvoree perejil picado. Sírvase frío.

Receta: PP: Carpaccio de pollo al estilo tailandés

Carpaccio de pollo al estilo tailandés

Carpaccio de pollo al estilo tailandés

Elaboración: 15 minutos
Congelación: 30 minutos
Para 4 personas
Fase PP ataque

Ingredientes
600 gramos de pechuga de pollo
2 cebollas blancas pequeñas
1/2 manojo de cilantro
1/2 manojo de menta
4 cucharadas de salsa de soja
1 limón
1 diente de ajo
3 tallos de citronela
2 cucharadas de salvado de avena
Pimienta


Elaboración
Envuelva la carne en film transparente y póngala en el congelador durante 30 minutos. Exprima los limones y vierta el zumo en un bol. Pele y pique las cebollas. Añada la salsa de soja y pimienta. Saque la carne del congelador y córtela en láminas finas. Dispóngalas en 4 platos y rocíelas con la salsa. Esparza por encima cilantro, menta y citronela picados. Tueste el salvado de avena en una sartén antiadherente y espolvoréelo sobre las láminas. Sírvase enseguida.

Recetas: PP: Carpaccio de pollo al estilo argentino

Carpaccio de pollo al estilo argentino

Carpaccio de pollo al estilo argentino

Elaboración: 15 minutos
Congelación: 30 minutos
Para 4 personas
Fase PP ataque
Ingredientes
600 gramos de pechuga de pollo
2 cebollas
2 chalotas
1 limón
1 manojo de cilantro
1 manojo de menta
3 cucharadas de aceite acalórico de ordesa
1 cucharadita de aroma de oliva
Sal y pimienta

Elaboración
Envuelva el pollo en film transparente y póngalo en el congelador durante 30 minutos. Exprima los limones y vierta el zumo en un bol. Pele y pique las chalotas y las cebollas, y póngalas en el bol. Pique las hojas de cilantro y de menta, y añádalas a la mezcla del bol; rocíe con la mezcla de aceite de ordesa y aroma. Salpimiente. Saque el pollo del congelador y córtelo en láminas finas. Repártalas en 4 platos, rocíelas con salsa y sirva.

Receta: PP: Carpaccio de pavo al estilo argentino

Carpaccio de pavo al estilo argentino

Carpaccio de pavo al estilo argentino

Elaboración: 15 minutos
Congelación: 30 minutos
Para 4 personas
Fase PP ataque
Ingredientes
600 gramos de pechuga de pavo
2 cebollas
2 chalotas
1 limón
1 manojo de cilantro
1 manojo de menta
3 cucharadas de aceite acalórico de ordesa
1 cucharadita de aroma de oliva
Sal y pimienta

Elaboración
Envuelva el pavo en film transparente y póngalo en el congelador durante 30 minutos. Exprima los limones y vierta el zumo en un bol. Pele y pique las chalotas y las cebollas, y póngalas en el bol. Pique las hojas de cilantro y de menta, y añádalas a la mezcla del bol; rocíe con la mezcla de aceite de ordesa y aroma de oliva. Salpimiente. Saque el pavo del congelador y córtelo en láminas finas. Repártalas en 4 platos, rocíelas con salsa y sirva.